jueves, 6 de noviembre de 2008

Atención Inmediata del recién nacido


1. En el pabellón

La atención inmediata al recién nacido es fundamental para enfrentar cualquier emergencia que se pueda haber producido durante el parto. Incluso es necesario anticiparse a lo que pueda ocurrir, para reaccionar ante cualquier eventualidad.

Son tan importantes los primeros minutos de vida del recién nacido que, ante una eventual asfixia, si no se realiza la debida reanimación, puede producirse un daño neurológico irreparable.

En el momento en que nace el bebé,el obstetra corta el cordón umbilical y entrega al niño a un equipo formado por el neonatólogo y la matrona, quienes lo secundan en todas las acciones que vienen después.
Lo primero que se realiza es el Test de Apgar. Este mide cómo nace el niño a través de cinco signos clínicos. Este examen se hace al primer minuto de nacer el niño, y se repite cinco minutos más tarde teniendo este último, el mayor valor pronóstico.

2. En la sala cuna


La segunda fase de la atención inmediata se realiza en la sala cuna. Ahí la matrona realiza:
a
) La ligadura del cordón umbilical.
b) La profilaxis ocular: Aseo de los ojos para prevenir infecciones.
c) La profilaxis hemorrágica: Se les pone una inyección de vitamina K, para evitar enfermedad hemorragípara del recién nacido.
d) Antropometría del niño: Control de peso, talla, circunferencia craneana, circunferencia torácica.
e) Aspiración de secreciones: Con una sonda que llega hasta el estómago, se aspira todo el líquido amniótico que el niño haya digerido. Esto ayuda a controlar si existe un buen paso de la boca hacia el estómago y a descartar malformaciones en el esófago.
Luego el neonatólogo, generalmente delante del papá, efectúa un segundo exámen más completo y segmentario. Revisa posibles anomalías, como problemas en la boca, examina las manos, presencia de soplos, entre otras cosas.
Entonces el niño pasa a una observación especial para ver cómo se adapta al medio.controlando la matrona sus signos vitales, si regula bien la temperatura, si está bien la respiración, el color, si no se queja y por último si pasa el examen, como ocurre la gran mayoría de las veces, el niño se le entrega a la madre para que lo alimente